Los hombres nacen, crecen, mueren y se corrompen.
Los gobiernos nacen, crecen, se corrompen y mueren.

Esa sutil diferencia entre el ser humano y quienes les gobiernan resumen en cierto modo la odisea de la familia Rios Bonfante, que vive en un hermoso lugar, pero se ve obligada a emigrar a Venezuela por culpa de una tiranía que ha convertido España en un inferno.

Cuando ya se sienten a gusto en lo que consideran un paraíso, una nueva tiranía aun más cruel lo convierte en un infierno y les obliga a regresar a España que consideran ahora un paraíso.

Estas páginas nos recuerdan que el eterno viaje del ser humano en busca de la felicidad se ve siempre sometido a los designios de otros seres humanos.

Basándose en retazos de su propia vida, Alberto Vázquez-Figueroa ha escrito una saga familiar de ida y vuelta, a caballo entre Europa, África y América. El autor nos ofrece aquí su novela más personal y nos muestra sentimientos profundos que creía olvidados antes de sentarse a escribir.