Alberto Vazquez-Figueroa publica Bajamar, nuestro primer lanzamiento de 2018

Iniciamos el año editorial en Arzalia Ediciones con algo de retraso. Pero lo hacemos con un gran autor: Alberto Vázquez-Figueroa. Como editores es un honor que un autor consagrado haya apostado por unos recién llegados y queremos agradecérselo profundamente desde aquí.

Conocí a Alberto cuando era (yo) Director editorial de Ediciones B. Allí me descubrió (y a la inmensa mayoría de los españoles) lo que es el coltán y las terribles consecuencias de su explotación. Después hicimos juntos varios títulos más, incluyendo lo más parecido a unas memorias que haya publicado.

Siempre nos vemos en su casa, con unas inmejorables vistas de los tejados de Madrid. Y siempre aprendo algo de ese escritor, aventurero e inventor (faceta esta menos conocida pero fascinante de su personalidad múltiple). En mi última visita, para hablar de la promoción de su novedad, me dijo que era el último submarinista vivo del equipo de Cousteau. Ahí es nada.

Trabajar con Vázquez-Figueroa es un placer: es rápido, eficaz, cordial y sincero. A veces, en contra de lo habitual, es él quien persigue al editor en lugar de lo contrario. En el caso de Bajamar ha habido varias idas y venidas y creo que el resultado final lo refleja.

Alberto ha novelado gran parte del siglo XX a través de una singular familia en la que hay huellas de la suya. En cambio, no se trata de una novela autobiográfica. Los Ríos Bonfante transitan por varios países y continentes en diversos momentos de su historia y su vida nos recuerda, como dice el autor, que “el eterno viaje del ser humano en busca de la felicidad se ve siempre sometido a los designios de otros seres humanos”. Un viaje de ida y vuelta entre España y América, el recorrido que convirtió a este país en una potencia mundial.

bajamar-vazquez-figueroa

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *